Natación para Bebés

La actividad física es muy importante en la etapa de la infancia para que el bebé pueda divertirse y gastar todas las energías que posee. Uno de los ejercicios físicos más completos es la natación, porque posee muchos beneficios para la salud del bebé.

Debido a la importancia de la natación en los bebés, a continuación te menciono algunos consejos para que puedas animar y estimular a tu bebé, de tal manera que no tenga miedo al agua y que cuando llegue a la infancia practique este deporte libremente.

1.- Tienes que enseñar a tu bebé a sentirse divertido y cómodo en el agua para que poco a poco vaya tomando confianza. Para eso, es recomendable que lo bañes en una tina o bañera y asegúrate que tenga contacto con el agua y con los juguetes que flotan sobre el agua.

2.- También es muy aconsejable que dejes correr el agua por la cabeza y la frente, de esa manera tu bebé experimentará otras sensaciones con el agua.

3.- Pon a tu bebé sobre tu pecho y trata de sumergirte en la bañera para que él experimente la sensación tan reconfortante de flotar.

4.- Si tu pequeño bebé tiene entre 3 o 4 meses de edad y se siente cómodo en la bañera, pues es momento que lo lleves a la piscina en donde se dicten claves para bebés y madres. La estimulación temprana hace más leve el temor o miedo que pueden sentir los bebés al agua.

5.- Asegúrate de que la piscina tenga agua tibia, jamás fría.

6.- Tu bebé siempre tiene que usar pañales de natación para evitar cualquier accidente que ensucie la piscina.

7.- No es aconsejable llevar al niño o bebé a la piscina luego de haber ingerido alguna comida o alimentos.

8.- A la mayoría de los niños o bebés les gusta flotar, para esto debes sostener a tu bebé con los 2 brazos y deja libre sus extremidades para que se mueva libremente y disfrutar del baño.

natacion-para-bebes

Beneficios que aporta la natación a los bebés

- Desarrollo psicomotor. El bebé que todavía camina halla en el agua la posibilidad de moverse tridimensionalmente, siendo mucho mayor la libertad y continuidad de movimientos. A muy temprana edad tu bebé empieza a tener nociones de desplazamiento y distancia de una gran sensibilidad y riqueza, lo que redundará en una mayor coordinación motriz.

- Fortalecimiento del sistema cardiorrespiratorio. Aunque no lo creas, la natación es muy bueno para fortalecer los pulmones y el corazón. Debido al trabajo respiratorio que se hace en el agua se aumenta la eficiencia en el traslado y oxigenación de la sangre.

- Aumenta el coeficiente intelectual. Está demostrado que los bebés que han realizado natación en los dos primeros años de edad desarrollan una percepción mayor del mundo que los rodea, con lo que ya están aprendiendo a ser más observadores y creativos. El agua estimula muy bien la capacidad de juego del bebé y este hecho resultará muy positivamente en aprendizajes futuros.

- Mejora y fortalece la relación afectiva y cognitiva entre bebé-mamá-papá. La natación es muy importante, ya que lleva al bebé, junto con sus papás a compartir situaciones profundas y ricas que no suceden de otra manera. La práctica de la natación va a juntar las reacciones innatas e instintivas del niño con las propias vivencias. Por eso, que la natación ayuda mucho al conocimiento mutuo, alimentado el orgullo y amor de papá y mamá.

- Inicia la socialización sin traumas en un ambiente lúdico y recreativo. Desarrollándose como personas y su entorno de una manera natural. La convivencia en la piscina con otros niños es esencial, ya que le ayudará a relacionarse mejor. Además, aprenderá a compartir y realizar actividades junto a otras personas. El bebé obtiene más confianza para desarrollarse y comunicarse en grupo, porque estará en constante contacto con niños e instructores.

- Desarrolla las habilidades vitales de supervivencia. El niño aprenderá a girar sobre su espalda y flotar ante una caída al agua.

natacion-para-bebes1

Otros beneficios de la natación

  • Ayuda al bebé a relajarse.
  • Ayuda al bebé a sentirse más seguro.
  • Ayuda al sistema inmunológico.

Deja un Comentario