Accesorios para Bebes

Cada día son más los tamaños, modelos y aplicaciones de los accesorios para bebés que inundan el mercado; pero al momento de comprarlos es muy importante que tengas en cuenta en la seguridad del bebé y en la calidad de los materiales con los que están hechos.

Recuerda, si piensas tener más de un hijo, la calidad de la construcción y los materiales garantizará que tenga una vida útil prolongada. A continuación te menciono algunos de los accesorios que más mejoran la calidad de vida de los bebés.

  1. Cuna de viaje

Para un bebé de padres viajeros es muy recomendable tener una práctica cuna que realmente permita vigilar al pequeño, sin tener que mirar por encina de la cuna gracias a los laterales de red de malla.

Es una cuna que se instala muy fácilmente gracias al sistema de apertura y cierre de su estructura tipo paraguas. Los laterales que tiene esta cuna son movibles y permiten un mejor acceso al bebé; algunas de estas cunas tienen además prácticos detalles como una bolsa porta pijama y es recomendable para los bebés recién nacidos y de hasta 4 años de edad.

La cuna de viaje debe tener una base rígida y cómoda, de esa manera garantizará una posición óptima mientras el bebé duerme. Al momento de desmontar la cuna se recoge fácilmente en apenas unos segundos y se guarda en una bolsa con asas.

cuna-de-viaje

  1. Carriola

Al momento de escogerla, la gama es amplia y puede ser un poco complicado decidirse por el que mejor se adapte a las necesidades del bebé y de los papás.

La carriola se utilizará todos los días, por lo tanto tienes que escoger la más adecuada. Este accesorio debe contar con cinturones que permitan a tu bebé sentirse seguro y cómodo, y además que te permita manejarlos con facilidad.

Para los bebés más pequeños, la carriola tiene que tener cinturones de cinco puntos de anclaje (hombros, cinturón y entrepierna), asegúrate que estén perfectamente acolchonados para evitar roces en la piel del bebé.

Los frenos son muy importante: frenas la carriola tiene que ser fácil y, sobre todo, una vez accionado el freno la carriola tiene que mantenerse completamente estable y firme.

También debes tener en cuenta otros factores como las ruedas, suspensión y manillar. Las ruedas pequeñas y giratorias favorecen la maniobrabilidad de la carriola; pero las ruedas grandes, a pesar de ocupar más espacio en la cajuela de la carriola, aumentan la comodidad y amortiguan mejor las bajadas y subidas de las banquetas.

La suspensión facilita un paseo agradable y el sueño del pequeño, y además reduce el esfuerzo para maniobrar. Lo importante es que te sientas segura y cómoda.

Si no sabes cómo elegir la carriola o el cochecito para tu bebé, te recomiendo ingresar a: Cochecitos para Bebés.

cohes-para-bebes2

  1. Sillita para el automóvil

La silla para el auto cuenta con el sistema Isofix, el dispositivo más cómodo, práctico y seguro para sujetar la silla al auto.

La mejor silla tiene que tener el sistema double check, que garantiza que has colocado correctamente el accesorios antes de poner al bebé. También tiene que estar equipada con un cabezal para regularlo con un sólo movimiento mediante una manilla localizada tras el respaldo, de esa manera los bebés siempre estarán cómodamente sentados.

El asiento o respaldo tiene que regularse hasta en cinco posiciones diferentes, adaptándose a las necesidades del pequeño. El más recomendable es el que posee un arnés regulable reforzado y acolchonado.

La silla debe tener refuerzos laterales para minimizar las consecuencias de un impacto lateral. La seguridad del pequeño dentro del automóvil exige a los padres a escoger los accesorios más correctos, así como a utilizarlos adecuadamente.

asiento-carro-bebe

Artículos relacionados:

Deja un Comentario