Andadores para Bebés

El andador es un asiendo rodeado por una baranda unida a una base con ruedas. Así, el pequeño empieza a desplazarse gracias al impulso que se da con las piernas.

La edad promedio en que los padres deben subir a los bebés a un andador es a los 10 meses, porque empiezan las inquietudes por empezar a caminar. Conoce qué es lo bueno y lo malo del andador.

Sólo como juego y NO para aprender a caminar

La supuesta capacidad del andador de ayudar a los pequeños para que aprendan a caminar erguidos no es tal. Los grandes pediatras han comprobado que a pesar de hacer el movimiento para andar, los bebés no ejercitan ni el equilibrio, ni aprenden a sostener su cuerpo sobre sus piernas.

De hecho, sus piernas hacen movimiento extraños que les pueden provocar algún tipo de problema. Tampoco aprenden a mover sus brazos, lo que es muy importante para coordinar el equilibrio y aprender a caminar.

Al caminar más rápido en el andador, lo pequeños se acostumbran a una velocidad que no es real y que luego les trae serias caías al caminar solos, porque no poseen la capacidad de medir los riesgos que produce este ritmo excesivo.

Pero no todo es tan malo. El andador es un juguete muy entretenido para los bebés, pero solamente en determinados momentos del día, y siempre al cuidado de una persona mayor. Ojo, jamás dejes solo al bebé en el andador para hacer otras actividades que necesitan tu atención, ya que pueden suceder graves accidentes.

andador-para-bebe

No tienes que relajarte y dejar al pequeño solo en el andador, él no posee nación del peligro y pueden causarse un grave accidente, como por ejemplo que se vuelque o que se caiga de alguna escalera. Si deseas hacer otra actividad que necesita de tu atención y dejar a tu hijo en un lugar seguro, te recomiendo que dejes a tu bebé en un corral o en un espacio delimitado en el piso donde no haya riesgos.

Tampoco es aconsejable que dejes a tu hijo en el andador todo el día, solamente déjalo algunos minutos como lo harás con cualquier otro juego. El andador no enseñará al bebé a caminar más rápido, solamente debes verlo como un juego.

El andador es un juego que realmente permite a los pequeños sentirse libres cuando están en él. El pequeño se emociona y entretiene, además, puede investigar y alcanzar cosas de su mundo que hasta ahora le estaban prohibidos.

Muchos de los andadores traen la posibilidad de convertir la baranda en una mesa de juegos interactivos con ruidos de animales, letras y música. Estos son un aporte muy interesante para el desarrollo y la estimulación de los bebés.

andador-para-bebe1

¿Cómo comprar un andador?

  1. A la hora de adquirir un andador es fundamental que te fijes si posee regulador de altura, así se puede adaptar al crecimiento de tu pequeño niño semana a semana.
  2. También debes asegurarte de que la silla sea de un material o de una tela confortable y cómoda para el pequeño, que no lo cause daños. También tiene que ser resistente.
  3. El transporte y la limpieza del andador también son esenciales. Mientras más facilidades de transporte tenga, mucho mejor.
  4. En algunas ocasiones, los andadores muestran diferencias de tamaño dependiendo si son para niñas o para niños, por lo que esto también se tiene que revisar.

También te recomiendo leer los siguientes artículos:

Deja un Comentario