Estimulación Temprana y sus Beneficios

La estimulación temprana es el conjunto de técnicas, medios, y actividades con base científica y aplicada en manera sistémica y secuencial que se usa en niños desde su nacimiento hasta los 6 años, con el objetivo de desarrollar al máximo sus capacidades físicas, cognitivas y psíquicas.

La estimulación temprana también permite, evitar estados no deseados en el desarrollo y ayudar a los padres, con autonomía y eficacia, en el cuidado y desarrollo del niño.

¿Por qué recibir estimulación temprana?

Durante esta etapa se perfecciona la actividad de todos los órganos de los sentidos, en especial, los relacionados con la percepción visual y auditiva del pequeño, esto le ayudará a diferenciar y reconocer formas, colores y sonidos. Por otra parte, los procesos psíquicos y las actividades que se forman en el pequeño durante esta etapa constituyen habilidades que resultarán imprescindibles en su vida posterior.

La estimulación temprana realmente se encarga de estimular al niño de manera oportuna, el objetivo no es desarrollar niños precoces, ni adelantarlos en su desarrollo natural, sino bridarle gran variedad de experiencias que le permitirá formas las bases para la adquisición de futuros aprendizajes.

¿Qué áreas comprende la estimulación temprana?

  • Área cognitiva
  • Área Motriz
  • Área de lenguaje
  • Área Socio-emocional

estimulacion-temprana

6 beneficios de la estimulación

Las sesiones de estimulación temprana son indicadas de 2 a 3 veces por semana con una duración de 45 a 50 minutos cada sesión. Exponer a tu niño a más tiempo, no mejorará las condiciones de tu niño, ni lo hará más inteligente. Es recomendable que escojas para tu niño pocas actividades, pero que realmente sean efectivas. Ten presente que en casa puedes darle a tu niño vivencias interesantes, divertidas y valiosas.

1.- Ayuda a desarrollar y potenciar las funciones cerebrales de los niños en distintos planos: efectivo, intelectual y físico, mediante juegos y ejercicios repetitivos.

2.- Promueve las condiciones educativas, fisiológicas, recreativas y sociales.

3.- Estimula el proceso de maduración y de aprendizaje de las áreas, afectiva, intelectual y psicomotriz del niño.

4.- Favorece la observación y curiosidad para interpretar y conocer el mundo de le rodea.

5.- Favorece el apego y los lazos afectivos entre los padres y el niño.

6.- En algunos casos, ayuda en la detección de trastornos de aprendizaje.

estimulacion-temprana1

Artículos Relacionados:

Deja un Comentario