Alimentación balanceada para bebes

Una buena alimentación es muy importante para que los bebés crezcan fuertes y sanos. Comer bien no solamente es bueno para el crecimiento físico, sino que también ayuda en el crecimiento intelectual.

Una adecuada alimentación del bebé durante los primeros años de vida repercute favorablemente en su estado de salud. Aunque no lo creas, una correcta alimentación influye notablemente en su futuro.

Consejos para una nutritiva alimentación infantil

La alimentación es la base más importante para un buen desarrollo físico, psíquico y social de los pequeños. Por eso, una dieta saludable es importante para que el crecimiento del bebé sea óptimo. Es aconsejable no abusar de las grasas vegetales y al día es recomendable comer 5 veces verduras y frutas.

alimentacion-para-bebes

Una buena nutrición y la práctica de ejercicio es la primera línea de defensa contra muchas enfermedades infantiles que realmente pueden dejar de por vida huellas en los bebés. La ingesta de nutrientes es diferentes en función de las distintas etapas de su evolución.

Una correcta nutrición y una excelente salud están directamente conectadas a través del tiempo de vida, pero durante la infancia la conexión es aún más vital. Durante esta etapa, los bebés pueden adquirir buenos hábitos alimenticios en lo que se refiere a la variedad de los alimentos y al sabor de las comidas.

Los efectos de la desnutrición de 0 a 8 años de edad son devastadores y duraderos. Impiden el desarrollo intelectual, debilitan la salud de los bebés e impiden el rendimiento escolar.

alimentacion-para-bebes1

La pirámide de una buena dieta equilibrada para los niños

  1. Consumo básico. En la base de la pirámide se hallan aquellos alimentos que se tienen que comer diariamente como patatas, cereales, hortalizas, verduras, frutas, semillas, proteínas, leche, aceite de oliva y derivados de la leche.
  2. Consumo alterno. En el escalón central se encuentran los alimentos que se deben consumir varias veces por semana como frutos secos, legumbres, huevos, pescados y carnes magras.
  3. Consumo ocasional. En la cúspide de la pirámide se hallan los alimentos que se tienen que comer ocasionalmente como los azucares, la bollería, las grasas, los refrescos y las carnes rojas.

Artículos relacionados:

Deja un Comentario