Alimentación para Bebes de 11 Meses

Un bebé de 11 meses ya es un niño comensal con sus propios gustos. Si lo has acostumbrado a comer variado, le agradará probar nuevos sabores. Es una actitud importante para que su nutrición resulte sana y equilibrada.

Si tu bebé tiene 11 meses de edad, ya no es necesario que pases sus purés por la batidora. Solamente debes chafarlos con un tenedor y agrega la carne picada si es lo que le toca.

En el mes 11, tu pediatra te dará luz verde para que le des quesos. También te dará otros trucos sobre su alimentación, de acuerdo a su desarrollo. Generalmente, su dieta parecerá a lo siguiente:

alimentacion-saludable-para-bebes

Desayuno

En el desayuno tienes que darle a tu pequeño bebé un biberón de leche de continuación con cereales.

Almuerzo

En el almuerzo tienes que darle un rico puré de verduras con pescado o carne, una yema cocida o a la plancha. Puedes cambiar la patata del puré con arroz, pasta o legumbres machacadas. De postre puedes darle yogur, leche o compota de fruta.

Merienda

En le merienda tu bebé debes comer una papilla de frutas con trocitos de requesón o queso fresco que no sea graso. Si lo deseas también puedes comenzar con el yogur. Dale natural y entero. Es muy importante que controles el aporte de azúcar.

Cena

También puedes comenzar a variar su cena con copa de verduras con arroz o fideos, pescado machacado con algo de puré, etc. Tienes que escoger el postre teniendo en cuenta lo que ha consumido al mediodía y merienda: yogur, fruta machacada, un trocito de queso fresco o un biberón de leche.

alimentacion-saludable-para-bebes1

Consejos importantes:

Con once meses, el menú del bebé será muy similar al de un niño mayor. Sus purés ya no deben tener una textura tan lisa como cuando comenzó con la cuchara. A esta edad ya tiene dientes y come sin dificultades lo que ponga en su lengua.

Por su salud bucal, es importante que lo enseñes a masticar. Unos ricos guisantes con jamón es el plato perfecto para tu bebé. También puedes darle carne de ternera con puré de verduras variadas.

El brócoli puede ser más novedoso para el paladar de tu niño. El brócoli es una verdura que contiene gran valor nutritivo y puedes acompañarlo con huevo duro. La textura suave y blanda de la mezcla armoniza perfectamente con la patata dulce o batata.

Para terminar, dala un rico postre que le guste, puede ser unas ricas fresas con quedo batido. Este postre tiene que ser preparado sin azúcar ni sal para no aportar calorías vacías y preservar el organismo del niño de una sobrecarga de potasio y sodio.

Artículos relacionados...

Deja un Comentario